Despertando – Por Alejandra Scigliano

Despertando

ESCUCHAR LA EDITORIAL DE ALEJANDRA SCIGLIANO DEL 15-05-2013 POR SIMPHONY 91.3

Cuando hablamos de RS, hablamos de educación, de transmisión de conocimientos. No es que yo crea que puedo educar, ni crea que tengo tantos conocimientos como para transmitírselos. Pero hoy volví a las fuentes buscando las definiciones básicas relacionadas con un país, su sociedad y su administración.

República (del latín RES PVBLICA, «la cosa pública, lo público»), en sentido amplio, es un sistema político que se fundamenta en el imperio de la ley (constitución) y la igualdad ante la ley como la forma de frenar los posibles abusos de las personas que tienen mayor poder, del gobierno y de las mayorías, con el objeto de proteger los derechos fundamentales y las libertades civiles de los ciudadanos, de los que no puede sustraerse nunca un gobierno legítimo. A su vez la república escoge a quienes han de gobernar mediante la representación de toda su estructura mediante el derecho a voto. El electorado constituye la raíz última de su legitimidad y soberanía. Muchas definiciones, como la de Encyclopædia Britannica de 1922, resaltan también la importancia de la autonomía y del Derecho (incluyendo los derechos humanos)1 como partes fundamentales para una república.

En cuanto a Democracia, la separación de los poderes del Estado, es uno de los pilares fundamentales de toda democracia. Cada uno de ellos es independiente y existe un control constante de uno sobre el otro. Aquello redunda en un control sobre el actuar de los mismos y evitar casos de corrupción o ilegalidades de los mismos; lamentablemente, en algunos casos estos poderes se coluden y la corrupción se hace generalizada, como aún vemos en algunos países, sobre todo en aquellos que se encuentran en vías de desarrollo.

La libertad de prensa es la existencia de garantías con las que los ciudadanos tengan el derecho de organizarse para la edición de medios de comunicación cuyos contenidos no estén controlados ni censurados por los poderes del Estado. Y todo hombre o mujer puede publicar sus ideas libremente y sin censura previa.

Igual que la semana pasada, solo puedo plantear preguntas:
Si somos una República, respetamos nuestra Constitución? Somos todos iguales ante la Ley? Podemos frenar como ciudadanos los posibles abusos de poder del gobierno y de las mayorías? Tenemos protegidos nuestros derechos fundamentales? Y las libertades civiles?
Y más preguntas: Son independientes los poderes que nos gobiernan, el legislativo por ejemplo tiene autonomía, y el poder judicial ahora a partir de esta reforma será independiente?
Tiene la prensa garantías para organizarse y no sufrir control? Hasta ahora si, pero que pasará si los diarios opositores se quedan si papel para imprimir y si se interviene la señal de cable “enemiga”?
Será que los conceptos que durante miles de años sirvieron según Aristóteles, Platon y muchos filósofos y estadistas ya no caben en nuestro país?

Y la pregunta fundamental es: Hacia dónde vamos? Cuál es el Modelo?  Si nos dejamos llevar por los últimos acontecimientos, este deja de ser un modelo Democrático, salvo por las votaciones… Deja de ser un modelo Republicano, básicamente porque no se respeta la Constitución…
Entonces, solo puede dejarles una reflexión:  Pregúntense cada día y traten de encontrar respuestas, quizás eso nos  despierte.

Dejar un comentario