Un llamado a la Solidaridad por Alejandra Scigliano

El pasado miércoles 26 se celebró el Día Nacional de la Solidaridad, establecido en Argentina en homenaje a la Madre Teresa de Calcuta.

Y es en nuestro país que los ciudadanos demostramos que somos solidarios. Lo vemos cada vez que algo ocurre, sea inundación, incendio, lo que fuere. Nos llaman y llenamos camiones de colchones, alimentos no perecederos, frazadas, etc. También todos los días, hay cientos de comedores donde gente muy solidaria da de comer a familias enteras que lo necesitan.

Más allá de la imagen que podemos dar hacia el afuera, donde nos consideran soberbios, orgullosos y pedantes… eso no nos hace menos solidarios.

Afortunadamente  tuve la posibilidad de viajar por algunos países de los que se llaman “desarrollados”,  y en lo que a mis vivencias respecta, les aseguro que los ciudadanos de esos países miran muy poco al otro, no abrazan, no charlan, muchas veces ni siquiera miran lo que hace el otro o si necesita algo. Quizá porque sienten que todo está solucionado? O porque tienen gobiernos que les dicen qué hacer y resuelven ciertos problemas? No sé por qué, pero sí sé que aquí es otra cosa. Subís a un medio de transporte y escuchas a la gente conversar entre sí y mirar, sobre todo mirarse. Y es en esa mirada donde podes descubrir si el otro necesita algo.

Ahora bien, los tiempos han cambiado y mucho. Y es en este tiempo en que la solidaridad tomó una dimensión que escapa al propio concepto. ¿Qué es ser solidario? ¿Cuántas aristas tiene hoy por hoy esa palabra?

En tiempos en los que en una semana, muere una mujer de 87 años en manos de un delincuente que entró a su domicilio, una adolescente recibió un disparo en el patio de la escuela, una joven de 18 años muere por una cartera que no tenía nada dentro… Es hora de aprender que la solidaridad es mucho más amplia de lo que imaginamos.

Ser solidario es exigir Seguridad, respeto por la vida del otro,  castigo a los culpables y a los corruptos… Todas las exigencias que una ciudadanía debe pretender a sus gobernantes de todos los distritos, municipal, provincial y nacional. Basta de discutir a quien corresponde la responsabilidad, eso es lo de menos, lo más importante es que podamos caminar, viajar, transitar un país tan hermoso como el nuestro, tranquilos. Ir, sabiendo que vamos a volver sanos y salvos.

Ser solidario es pensar que hay cosas que son prioritarias, más allá de ideas políticas. Porque esta semana le toco a la hija de otro, a la madre de otra, a la tía de otra… Pero pensando en ese otro y poniéndonos en su lugar, pensamos: ¿Y si en algún momento ese otro soy yo?

Por eso este “Llamado a la Solidaridad de los Argentinos. Cuando ejerzamos nuestro derecho pensemos en cuáles son las prioridades que harán que Argentina vuelva a ser un país donde sea hermoso vivir, más allá de las cosas materiales. Porque las cosas más importantes de la vida, no son cosas.

Alejandra Scigliano

Tags: , , , ,

Dejar un comentario