Solidaridad Hipócrita – Por Alejandra Scigliano

ESCUCHAR “SOLIDARIDAD HIPOCRITA” POR ALEJANDRA SCIGLIANO

Este fin de semana vi unos minutos el programa de “La Señora” Mirtha Legrand, me detuve porque tuvo como invitada a Margarita Barrientos, un ícono de la mujer solidaria, trabajadora y emprendedora. Hace 18 años que ella trabaja entregando su vida a otros, ella, su marido, sus hijos y un equipo muy grande de gente.  Casi en el cierre del programa, Margarita le comentó a Mirtha que este año la fundación haría nuevamente su cena de recaudación de fondos, entonces ella leyó los datos y cuando llegó el momento de decir cuál era el lugar donde se realizaba, en “Villa Lugano”, dijo “Vayan, vayan todos por favor”. Entonces sentí vergüenza, vergüenza ajena  pensando en que hubiera pasado si esa cena se realizara en el Hotel Alvear, e imagino que la Sra. hubiera dicho “Vayan, que allí estaré yo”

En otro programa, también este fin de semana estuve mirando testimonios de muchos famosos, en la puerta de ese hotel llegando a la cena de recaudación de fondos de Fundaleu, todas las estrellas contando quien las había vestido, que harían la próxima temporada de verano, quien se peleó con quien, quien se casa y quien se separa… solamente al pasar,  el conductor dijo “estas notas las hicimos en la previa de la cena de Fundaleu”.  Dicho sea de paso, a mí me invitaron a asistir a ese evento, pero a cubrir la alfombra por la cual pasarían los famosos. Obviamente no fui, porque me importa muy poco cuántos famosos van. Sí, me interesa difundir el trabajo de Fundaleu que ayuda a salvar muchas vidas, es una fundación emblemática hace mucho años y ayuda a mucha gente a salvar su vida.

Entiendo la necesidad de las fundaciones de tener visibilidad y entiendo también que los famosos ayudan a que esa visibilidad sea haga posible. Pero hay un límite y no se puede trabajar igual en el evento de entrega  de los  Martín Fierro que en una cena solidaria. Definitivamente no, a mi entender.

Esta no es la forma de hacer que el común de la gente se comprometa con una causa, esto es banalizar la solidaridad, cambiarle el foco, transformarla en un lugar de chimentos y moda y canjes por vestimenta…

Y la escena del sábado, con la Sra. diciéndole a Margarita que la admira pero sin comprometerse a asistir a su cena, me pareció de una hipocresía despreciable. Casi 400 personas comen gracias al esfuerzo de Margarita y su equipo. Y este trabajo lo realizan dentro de una villa, no en un escritorio ni en un hotel 5 estrellas.

Todo el trabajo del Tercer Sector en nuestro país es valioso, y admirable, todo. Hay mucha gente de bien trabajando en él, y mucho más de lo que imaginamos.  Pero son esas  personas, los famosos hipócritas, una de las causas que hacen que haya tanta desigualdad entre las diferentes organizaciones. Porque los mismos que muestran sus vestimentas lujosas en la puerta del Alvear y contestan preguntas de los chimenteros en la “Alfombra”, son los que deberían ir con jeans y remera si es necesario, a colaborar pagando su cubierto, a la cena de Margarita. Sin alfombra ni roja ni verde…

Esa sería la única forma de demostrar que no hacen Solidaridad Hipócrita.

Alejandra Scigliano

Tags: , , , , ,

Dejar un comentario