Primera plataforma de Movilidad neutra en emisiones de Carbono

Las emisiones de carbono de toda la operación de Cabify durante 2018 ya fueron compensadas. A lo largo del año, la App puso en marcha medidas de reducción de impacto medioambiental con políticas de reciclaje y ahora la compensación de su huella de carbono. Cabify apoya un proyecto certificado de protección del medio ambiente en Perú que impide la liberación de una cantidad de dióxido de carbono equivalente a sus propias emisiones.

Fiel a su recientemente anunciado plan de RSC, Cabify se convirtió en la primera plataforma de Movilidad como Servicio (MaaS por sus siglas en inglés) de América Latina y Europa en compensar el 100 por ciento de las emisiones de carbono producto de su operación. Además, esta compensación será retroactiva y cubrirá lo emitido durante todo 2018, no solo los viajes que se dan por medio de su plataforma, sino también todo lo relacionado con sus oficinas y transporte de empleados, entre otros.

La compañía apoya un proyecto certificado por First Climate que consiste en la protección del medio ambiente en Perú y que impide la liberación de una cantidad de dióxido de carbono equivalente a sus propias emisiones. La decisión de compensar sus emisiones de carbono es parte del compromiso de Cabify de minimizar su impacto ambiental y se articula dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa.

Este compromiso no solo se limita a compensar su huella de carbono, sino que también incluye políticas de reciclaje y ahorro de recursos en sus oficinas así como hacer más ambientalmente responsable toda su operación y cadena de valor.

Cabify se asoció con First Climate, un proveedor internacional de servicios de neutralidad de carbono para compensar sus emisiones. Como primer paso, First Climate realizó un análisis en profundidad de la huella de carbono total de Cabify en los mercados en los que opera. Posteriormente, ambas empresas decidieron el proyecto de protección del medio ambiente que mejor se ajustara tanto a la huella a compensar como a los principios de Cabify.

El proyecto seleccionado es “Madre de Dios” y se ubica en el Corredor de Conservación Amboró de Vilcabamba en la Amazonía peruana. Comprende un área de unas 100.000 hectáreas. La apertura de la carretera Transoceánica ha puesto al bosque nativo del área, que una vez estuvo aislado, bajo la presión de la tala ilegal. Para proteger este valioso hábitat, el proyecto trabaja en estrecha colaboración con las comunidades locales para desarrollar medios de vida alternativos y los involucra en la protección del bosque. Por lo tanto, tiene como objetivo reducir la deforestación no planificada para conservar la biodiversidad y preservarla como un sumidero de carbono.

Tags:

Dejar un comentario